Mordisquitos Con Azúcar: New York Cheesecaaaaake! Y mira que no me gustaban...

28 de octubre de 2013

New York Cheesecaaaaake! Y mira que no me gustaban...

Nunca me han gustado las tartas de queso.
Nada.
Pero nada de nada.
Mi madre y mis tías las hacían en cumpleaños, Navidades, etc. y nada, siempre las rechazaba. Pero si está muy buena, me decían. Y yo la probaba pero... ¡Puaj!
De verdad. Las odiaba. Ese sabor a queso...


Total, que mi querido novio llevaba mucho mucho tiempo (¿los dos años que llevamos juntos?) dando la tabarra con que quería que le hiciese una tarta de queso. Así, muy sutilmente: Ay, me apetece tarta de queso...
Resulta que el finde pasado estábamos en su casa y se nos antojó hacer unas cookies, así que bajamos a comprar los ingredientes, y de paso, como yo llevaba toda la semana con mono de mermelada de fresa, me lancé (¡por fin!) y compré también los necesarios para hacer esta NY Cheesecake que adapté de Joy of Baking.
Yo era muy escéptica y la probé porque ya que me lo he currado... ¿Y sabéis qué pasó? ¡Me encantó!
Increíble, todavía no me lo creo. Pero sí. Mi paladar ha decidido madurar.
¡Y ahora pienso hacer cheesecakes de todo lo que pille!


Por lo que he podido averiguar, (ya que he decidido que voy a ser fan de las cheesecakes a partir de ahora, qué menos que saber de dónde vienen, ¿no?) las tartas de queso tienen su origen en la antigua Grecia, (¡fue parte del menú de los atletas de los primeros juegos olímpicos de la historia! Qué listos... Jajaja) y se difundió por Europa. Cuando los romanos conquistaron Grecia y vieron que todos los pueblos elaboraban queso, introdujeron la tarta de queso en sus recetarios y añadieron nuevas técnicas para hacer diferentes combinaciones. Marcus Porcius Caton escribió dos recetas para uso religioso y, en 1872, William Lawrence de Chester, un quesero norteamericano, estaba intentando copiar el Neufchâtel, un queso francés, pero lo que consiguió fue un queso cremoso, el que James Kraft luego comercializó como el Philadelphia que todos conocemos (¡gracias por existir, Wikipedia!).
Cuidado con tener un novio historiador. O acabaréis buscando el origen de las recetas que hacéis. Os aviso.

NEW YORK CHEESECAKE (Ingredientes para un molde desmontable de unos 20cm)
- Para la base:
170g de galletas tipo María
45g de azúcar blanco
95g de mantequilla fundida + un poco de mantequilla a temperatura ambiente para engrasar el molde

- Para el relleno:
800g de queso tipo Philadelphia (¡no puede ser light!)
160g de azúcar blanco
2 cucharadas de harina
4 huevos
65ml de nata para montar
1 cucharadita de extracto de vainilla

-Para la salsa de frambuesas:
(Y digo frambuesas porque es la que se nos antojó mientras comprábamos, pero podéis usarla de fresas, moras, frutos rojos... De lo que queráis, vamos)
Mermelada de frambuesas
Ó
300g de frambuesas (O fresas, o moras, o frutos rojos... Lo que os apetezca)
2 cucharadas de Maizena
70g de azúcar blanco

Para preparar la base trituramos nuestras galletas hasta que se conviertan en polvo y las mezclamos con el azúcar y la mantequilla derretida.


Engrasamos nuestro molde desmontable con un poco de mantequilla y cubrimos la base y las paredes del molde (casi hasta el borde) con nuestra masa de galletas intentando que quede apretada para que sujete bien la tarta:


Metemos el molde en la nevera para que la base se endurezca y empezamos a preparar el relleno.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Batimos el queso con el azúcar y la harina hasta que la mezcla sea cremosa y homogénea.


Añadimos los huevos uno a uno, y batimos esperando a que se incorpore bien el anterior antes de echar el siguiente.
Por último, añadimos la nata y el extracto de vainilla. Batimos hasta que todo esté bien integrado y lo echamos en el molde:


Horneamos a 180ºC durante unos 15 minutos. Pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 120ºC y horneamos unos 60 minutos (dependiendo del horno, ya sabéis. A mí, por ejemplo, me tardó un poquito menos. Cuando veáis que la superficie ha cuajado y sólo queda el centro un poquito húmedo está lista).
Dejamos que regrese a temperatura ambiente dentro del horno y, una vez fría, le pasamos un cuchillo por los bordes para quitarle presión pero SIN desmoldarla.


La metemos en la nevera como mínimo 6 horas (aunque gana mucho de un día para otro. ¡Nosotros no pudimos aguantar tanto! Jajaja).
Desmoldamos nuestra cheesecake perfecta.
Preparamos nuestra salsa de frambuesas. Y aquí tenéis dos opciones.
Nosotros en vez de frambuesas compramos mermelada, así que lo que hice fue poner en un cazo medio bote de mermelada de frambuesas con un par de cucharadas de agua y ponerlo a calentar. ¡Buenísima!


O si no, ponéis las frambuesas con la Maizena y el azúcar a calentar en un cazo hasta que las frambuesas se derritan. Y seguro que está de muerte. La próxima vez caerá, ¡muajajaja!
Dejamos que se enfríe y cubrimos nuestra tarta con ella. O la servimos en una jarrita. O las dos cosas.


Prueba gráfica de que yo opté por las dos...

Teníais que haber visto a la novia de mi hermano cuando fui a decirles que si querían. Fue algo así como:
-¿Queréis tarta de queso... que he hecho?
+¿Has hecho? (¡Bum! Marina se levanta como una bala del sofá. Mi hermano no, porque no le gustan, como a mi yo del pasado. Solo que él sigue engañado... Jajajaja )

Y es que no es para menos... ¡Me ha aficionado a mí! ¡A mí! Con lo que yo era...
¡Disfrutad de la semana! ¡Que tiene un día menos! ¡Bieeeen!
Ah, y llegamos a Noviembre, lo que quiere decir que llega el frío, y con él: ¡la temporada de brownies! Fines de semana de invierno en los que me dedico a hacer brownies sin parar :D
Pero eso es otra historia que ya soportaréis.
Vais a saber lo que sufre mi madre cada vez que ve que ya estoy metida en la cocina:
-¿Brownies?¿Otra vez?



¡Besitos dulces!

2 comentarios:

  1. pero bueno mozaaa!! no puedo creer que no te gustaran las tartas de queso, con lo riquísima que esta!! desde peque la e comido xqe mi mami la hace cuando puede :) igual que la de manzana...la dejo caer!! jajaja

    ResponderEliminar
  2. Pues no tía, no me gustaban nada de nada...¡Hasta ahora! Jajajajaja
    No hace falta que lo dejes caer, tengo que estrenar mi molde de tartaletas que está cogiendo polvo, ejem...Jajaja

    ResponderEliminar

Me encanta leer vuestros comentarios y conocer vuestra opinión, ¿me dejas el tuyo?
¡Muchas gracias por leerme!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...