Mordisquitos Con Azúcar: ¡Cupcakes de Baileys y chocolate! Y unas galletas muuuuy especiales...

2 de diciembre de 2013

¡Cupcakes de Baileys y chocolate! Y unas galletas muuuuy especiales...

Sí.
Ya lo sé.
Ya sé que en mi último post me quejaba de que habían pasado 13 días desde la última vez que había escrito y que ahora hace casi el doble. Y encima ya estamos en Diciembre, lo que hace que parezca que ha pasado más tiempo todavía.


Y he cocinado un montón en estos días (¡muchas cositas que vendrán próximamente! Si es que no me habéis dejado de leer en mi ausencia estos días...), pero me ha faltado el tiempo para poder dedicarle un ratito al blog y compartir todo lo que hecho con vosotros.
Pues resulta que el martes mirando por curiosidad la clasificación de los Premios Bitácoras para ver si había valido con los votos que me había dado a mí misma y obligado a dar a mi novio, a mis compis, y a todo con el que me cruzaba (y sin cruzarme, gracias a Facebook y Twitter puedo hacer acoso a distancia) para aparecer por lo menos al final de la lista. Miré en el puesto 100, en el 99, en el 98... Y cuando iba a cerrar la página se me fue la vista un poquito más arriba, ¡y ahí estaba yo!
Y diréis: ¿Y? Eso sigue siendo el final de la lista.
Y sí, pero solamente el hecho de haber entrado en la clasificación de los 100 primeros en los pocos meses que llevo escribiendo y con mis constantes temores de que nadie me lee y mucho menos me van a votar, ha sido algo que me ha hecho superfeliz. Una de mis compis de la beca, Mariví, pudo comprobar mi felicidad gracias al susto que la di con mi grito al ver el nombre de mi blog en la lista jajaja...
Así que mil millones de gracias.

De hecho, estoy tan contenta que me he plantado y no podía dejar que pasase ni un día más sin escribir, así que os escribo desde anoche, antes de caer rendida en mi cama después de un finde que tenía que haberme cundido mucho más de lo que lo ha hecho. ¿Verdad, querida María?. "Vamos a dejar hecho el proyecto este finde". Pobres ilusas nosotras...
La primera receta que tenía pendiente de enseñaros son unos Cupcakes de Baileys y chocolate que hice para regalar a mi tía Charo en su cumple porque sé que la gusta mucho esta crema irlandesa. A ella, a mis demás tías y a mi madre, que siempre aprovechan los cumples, comidas familiares, etc., como excusa para alguna copita. Y he de decir que yo no quería pasarme con la cantidad en la receta, porque ni había probado el Baileys antes, ni quería que los cupcakes supiesen a bombones de licor, ni quería emborrachar al personal, pero después de probar un sorbito mientras los preparaba y recordar que sí que lo había probado antes (además, había pasado sólo un mes desde entonces jajaja), ¡tengo que decir que yo también me he aficionado!
Y tranquilos, no saben tanto a licor como yo pensaba, ¡están buenísimos!



En casa no teníamos Baileys así que les puse "Crema de Alba", que aunque sea un licor de crema de leche y brandy, en vez de crema de leche y whisky como el Baileys, ¡me pareció el sustituto perfecto!.
Y no, Williams y Humbert no me pagan por hacer publicidad de su licor, ¡aunque tampoco me voy a negar si quieren hacerlo!
Will, Humby: si estáis leyendo esto, ¡estoy dispuesta a hacer con vuestro licor todas las recetas que queráis!:


Yo tuve que adaptar la receta para hacer 24 cupcakes (mi familia es muuuuy grande, ¡y eso que no iban a ir todos al cumple!) pero os dejo las cantidades de la original porque si no, ¡vais a tener cupcakes para un regimiento!

CUPCAKES DE BAILEYS Y CHOCOLATE (Ingredientes para 12 cupcakes. Del libro 'Objetivo: cupcake perfecto', de Alma Obregón)
-Para el bizcocho:
115g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
120g de azúcar blanco
3 huevos
150g de harina
50g de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharadita y media de levadura
60ml de leche semidesnatada (O la que tengáis)
60ml de Baileys (O similares)

-Para el buttercream de chocolate intenso alcoholizado:
115g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
425g de azúcar glas
85g de cacao en polvo sin azúcar
55ml de leche semidesnatada (O la que tengáis)
50ml de Baileys (O similares)

Empezamos preparando el bizcocho. Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos nuestro molde para cupcakes con las cápsulas.
Tamizamos la harina con la levadura y el cacao y reservamos.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien integrado y la mezcla se vuelva blanquecina y aumente su volumen. Añadimos los huevos uno a uno, esperando a que se incorpore el anterior antes de añadir el siguiente. Añadimos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. Añadimos la leche mezclada con la crema irlandesa y volvemos a batir. A continuación echamos el resto de la harina y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.
Con ayuda de una cuchara de bolas de helado llenamos nuestras cápsulas con la masa hasta la mitad o dos tercios y horneamos unos 15 minutos o hasta que al pinchar un palillo en los cupcakes salga limpio.
Dejamos enfriar los cupcakes en el molde 5 minutos y los pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar:

Aquí unos poquitos de ellos...

Para preparar el buttercream de chocolate con un toque de alcohol (¡cuidadín si algún peque va a tomar cupcakes! ¡Que en el bizcocho se evapora el alcohol con el horneado, pero en el buttercream permanece!) tamizamos el azúcar glas y el cacao y lo colocamos en el bol de la batidora con la mantequilla, la leche y el licor. Batimos a velocidad baja un minuto y luego batimos otros 5 minutos a velocidad alta, hasta que nuestro buttercream se vuelva cremoso y del color de chocolate intenso.
Decoramos nuestros cupcakes con la manga pastelera y la boquilla que más nos guste (en esta ocasión utilicé la 2D de Wilton).


Yo me quedé corta de cacao en el buttercream porque se me terminó, así que no me quedó intenso intenso del todo, ¡pero aun así estaban tremendos!

¡Vamos que nos vamos!

Me daba terror el transporte, porque en un principio los iba a llevar mi madre sola en el coche porque yo salía tarde de clase, así que iba a ir directa donde mis tíos... Pero al final decidí saltarme la clase por una buena causa, (¡que llegasen vivos es una gran causa!), me vino a buscar Carlos en el coche y yo los cuidé en el camino con todo mi cariño para ver la carita de mi tía al entrar en su casa y dárselos...
¡Apuntáoslos, porque estos cupcakes triunfan!


Y ya de paso aprovecho para enseñaros estas galletas de boda que hice para mi prima Amaya y su novio Álvaro, que se nos casan el año que viene y quería tener un detallito con ellos. Y es que, sin duda, lo mejor de esto de hacer dulces es ver la carita de ilusión y felicidad de la gente cuando les preparo alguna sorpresilla. Y cuando las prueban. Aissss... :)


Por cierto, he creado una cuenta de BlogLovin (red que he descubierto esta mañana, ¡estoy en la parra! Jajajaja...). Si alguno utilizáis esta red bloguera y queréis seguir el blog a través de ella la dirección es: https://www.bloglovin.com/blog/11346547.
¡Prometo que vuelvo pronto!
¡Besitos dulces!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta leer vuestros comentarios y conocer vuestra opinión, ¿me dejas el tuyo?
¡Muchas gracias por leerme!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...